Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar todas las cookies”. Para más información puedes visitar nuestra Política de Cookies.
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Información del MuseoHorarios

  • Plaza Victorio Macho, 2

    De domingo a miércoles, de 10:00 a 14:00 h.

    De jueves a sábado, de 10:00 a 14:00 h. y de 16:00 a 19:00 h.

En el singular espacio de Roca Tarpeya, lugar que fuera casa y taller del escultor Victorio Macho, se muestra gran parte de su obra.

 

La colección del Museo Victorio Macho se compone de 91 esculturas y 48 dibujos de distintas etapas artísticas del autor, con una cronología muy amplia que va desde 1903 a 1965. La mayor parte de las obras provienen del legado del escultor, aunque la Fundación ha logrado ampliar la colección con nuevas piezas de gran valor. Una significativa selección se muestra al público distribuida en tres espacios.

 

Museo

Este pequeño edificio exento recibe al visitante con tres autorretratos de Victorio Macho y la escultura La Piedad. A continuación, la galería de retratos de sus amigos Unamuno, Ramón y Cajal, Marañón, Iturrino, Menéndez Pidal y Madariaga, junto a los de Ramírez Ángel y Alfredo López Casal, donados ambos por sus familiares nos lleva hasta la estatua sedente de La Madre, que se adueña del espacio con su gran fuerza expresiva.

 

Tres espléndidos bustos, Aurelio Arteta, La Niña Vasca y el Marinero Vasco, acompañados de la impresionante escultura de la Pasionaria, confirman la gran calidad retratística que caracteriza al autor. Con algunos bocetos de monumentos para España y América, como el de Pérez Galdós y el modelo en yeso de la Estatua ecuestre de Belalcázar, se exponen una selección de retratos e interesantes dibujos, entre los que destacan los tipos regionales y los grandes desnudos. La extraordinaria escultura el Torso Gitano completa el recorrido.

 

Cripta

Situada bajo la casa, el escultor colocó allí la estatua de Mi Hermano Marcelo, una de sus obras más queridas y que le dio más fama. Junto al sobrecogedor yacente se exponen dos estudios previos de la misma y otros dibujos de familia. Junto a éstos destacan los relieves en bronce del Monumento a Grau y el modelo en terracota del Cristo del Otero. En el espacio previo, junto al Cristo de los Corrales de Buelna, se pueden ver maquetas de algunos conjuntos escultóricos, como el Sepulcro de los Bolívares, y los monumentos a Benavente del Retiro madrileño y a Berruguete en Palencia. 

 

Jardín

Permanecen las mismas obras que el escultor tenía expuestas y que caracterizaron la imagen tradicional de Roca Tarpeya, a las que se han unido algunas otras esculturas para ampliar y enriquecer el espacio expositivo. En esta muestra al aire libre destacan la grandiosa Eva de América, del Monumento a Belisario Porras de Panamá, La Máscara y La Cariátide, cabezas en bronce del Monumento a Hostos que podemos ver en la balaustrada junto a la Cabeza heroica del Monumento a Grau. Completan esta exposición un relieve en piedra caliza con cabeza masculina, originario de la Fons Vitae del Monumento a Cajal del Retiro, y los relieves con figuras femeninas, Las Provincias, del monumento a Porras, montados por Victorio Macho en forma de fuente.

 

 

Imágenes antiguas